Dispositivo dizque distópico - Varios Ver más grande

Dispositivo dizque distópico - Varios

Nuevo producto

Seis muestras de que, como afirma el epígrafe de este libro, “cuando el mundo se deshace caóticamente se llama catástrofe, pero cuando lo hace siguiendo líneas es distopía”. Mirabilia continúa así en la búsqueda de voces en busca de voz (jóvenes autoras y autores) a través de esa voz en busca de voces que es la ciencia ficción colombiana.

Más detalles

$ 25,000.00

Más info

Finalmente —y como nunca— llega nuestra quinta compilación, correspondiente, por coincidencia numerológica de hondo significado, a la quinta versión del concurso Mirabilia de Cuentos de Ciencia Ficción. A su ganador, “Swim-up integrado”, de Santiago López, lo acompañan aquí cuentos de Eduardo Daza M., Natalia González Melo, Óscar Pachón, Diego Armando Peña y Luna Pinzón Palacios.

Cuentos y autoras/es

BookPills - Óscar Pachón

Bogotano. Asalariado conforme, nacido en el año capicúa del siglo pasado, lamenta profundamente su segundo nombre y espera algún día poder derrotar a Bobby Flay. 

 

Palabras - Diego Armando Peña

Diego Armando Peña BN o2.jpg

Profesional en Creación Literaria de la Universidad Central de Colombia. Ganador del concurso de poesía Pablo Neruda 2019, tercer puesto en el concurso de cuento Andrés Caicedo 2017 y finalista en el concurso Mirabilia de cuentos de ciencia ficción 2017. Ponente en congresos internacionales como el I encuentro de programas de Creación Literaria y Escrituras Creativa de las Américas (Bogotá, 2015) o La obra de John Maxwell Coetzee en Latinoamérica (Buenos Aires, 2017). Publicado en tres antologías de cuento, en revistas y escribe para el sitio web de Poesía Latinoamericana La Raíz Invertida y para Hojas Universitarias. Director del grupo literario Contracartel.  Actualmente dirije un programa radial para la emisora de la Universidad del Rosarios que se llama El poeta de la semana.

 

Pquihiza - Eduardo Daza M.

Abogado de profesión, tengo veintidós años y trato de escribir desde los doce. Siempre he sentido interés por la narrativa, especialmente por la novela, y desde niño he sido fanático de la fantasía y la historia en partes iguales. Fue con base en ellas que comencé a escribir y aun hoy me gusta dejar marcas de ello en mi proceso personal. En 2014 fui finalista en el Concurso Nacional de Cuento en la categoría universitaria y en 2017 estuve en el taller local de Idartes. Más allá de ello no tengo mucha experiencia reconocida como escritor, aunque he intentado escribir muchas cosas y he probado varios géneros en privacidad. Para mí, crear una identidad de algo simboliza verlo también en lugares más allá de los inicialmente pretendidos o estructurados.

 

La moderna Casandra  - Luna Pinzón Palacios

Mido más o menos metro y medio y nací en Pasto. Soy tímida casi por naturaleza. Estudié cine y televisión en la Universidad Nacional, en parte porque quería dedicarme a escribir y en parte porque toda mi vida soñé con estudiar allí. Mi trabajo de grado fue la dirección de arte del piloto de una web serie de ciencia ficción y fue ahí donde comenzó mi amor por el género. Ya había leído antes varias cosas, pero en ese momento me metí de lleno. Solo leía, veía, escribía y respiraba ciencia ficción y me enamoré profundamente de todo lo que podía darme. En algún momento de la carrera dejé de escribir. Hace poco lo retomé con todas las ganas acumuladas. También retomé las ganas de hacer cosas y apenas me gradué me devolví a Pasto a compartir algo de cine con la gente. A eso me dedico: a llevar el cine a los distintos lugares de la ciudad, compartir lo que he aprendido con quien quiera escucharlo, leer mucho, bailar de vez en cuando y escribir cada vez que puedo. Cuento con 21 años y poco que decir del pasado, con más sueños que experiencia y un montón de mundos que espero algún día materializar.

 

T1m0t1 - Natalia González Melo

Nació en abril de 1996. Estudió creación literaria. Se relaciona bien solamente con los gatos. Alérgica a las nueces y a otras mil cosas en el mundo. No combinaría estampados, aunque su vida dependiera de eso. Le gusta escribir ciencia ficción, terror y crimen. Su novela de tesis se titula El misterio de Simona y su hermano desaparecido, o De cómo encontré un nombre para mi gato, donde explora la forma de percibir la vida de una chica ásperger. Lectora incansable de Edgar Allan Poe y admiradora de Benjamin Lacombe.

 

Swim-up integrado - Santiago López

Melómano malacostumbrado a los paisajes urbanos de Bogotá. Entiende la ciencia ficción de manera semejante a su proceso creativo: juegos de rigurosidades. Se dedica a buscar longplays en canastillas y, cuando el dinero no se lo permite, lee y escribe.